¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Michael Robinson

–  Michael Robinson, exestudiante de Head Start, Fairfax, VA

Michael Robinson

Recordando, mi educación en Head Start es una de esas cosas que me permitieron ir de un hogar de bajos ingresos a una de las mejores instituciones académicas del mundo. Estoy a punto de graduarme de Yale —algo asombroso— y sé que todo comenzó cuando tuve la oportunidad de comenzar mi educación temprana. Cuando entré por primera vez a un aula en Fairfax, Virginia, en septiembre de 1996, el sistema educativo estaba haciendo una audaz inversión en mi futuro. Espero que hayan recibido una rentabilidad equivalente.

Uno de los recuerdos más nítidos que tengo son de mi maestra, la Sra. Harlow, tomándose el tiempo para hablar con mi madre y mi abuela sobre cómo podrían estimular mi curiosidad académica. Yo iba a la escuela unas horas al día y regresaba a la casa con libros para poder empezar a aprender a leer. Cuando entré a kindergarten y a primer grado, no estaba retrasado, como muchos niños de familias de bajos ingresos, sino que estaba leyendo al mismo nivel y después a un nivel mucho mayor que algunos de mis compañeros. Después de haber leído miles de libros y artículos, pienso que ese momento fue un punto crítico en mi educación.

Head Start me dio las herramientas necesarias para sentirme seguro en un entorno educativo, no frustrado y desalentado, como muchos de nuestros jóvenes. Head Start me ofreció un entorno donde apreciar el aprendizaje. Head Start fue un catalizador que me permitió cambiar el curso de mi vida y competir de igual a igual con niños más favorecidos.

No creo que me dio una ventaja, sino un comienzo en igualdad de condiciones, la misma oportunidad de éxito y movilidad social, en este gran país, a través de la educación.