Salud física

COVID-19: Estrategias de reducción de riesgos

Persona lavándose las manos.Los programas Head Start y Early Head Start deben tomar medidas para reducir el riesgo de propagación del COVID-19. El COVID-19 se propaga principalmente por el aire, cuando una persona infectada respira, habla, se ríe o canta, y las personas cercanas aspiran sus gérmenes. Una persona no tiene que sentirse mal o estar tosiendo y estornudando para propagar el virus si lo tiene.

Para obtener más información sobre las estrategias de reducción de riesgos del COVID-19, la orientación y los recursos de la Oficina Nacional de Head Start (OHS), visite:

Siete estrategias para reducir la propagación

Utilice estas siete estrategias para reducir la propagación del COVID-19.

  1. Lávese las manos.
  2. Use mascarilla.
  3. Manténgase distante físicamente y conectado socialmente.
  4. Fomente la circulación de aire fresco.
  5. Limpie y desinfecte.
  6. Esté atento a los síntomas todos los días y quédese en casa si está enfermo.
  7. Vacúnese.

Descargue y muestre nuestros pósteres en su programa y en los alrededores de este para recordarles al personal y a las familias cómo utilizar estas estrategias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, sigla en inglés) también ofrecen muchos recursos para imprimir breves y fáciles de leer relacionados con el COVID-19. Estos están disponibles en varios idiomas.

Lávese las manos

Lavarse las manos reduce la propagación de enfermedades infecciosas. Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no tiene agua y jabón, y no tiene las manos demasiado sucias, use un desinfectante de manos que contenga alcohol con al menos 60 % de alcohol. Mantenga los desinfectantes de manos fuera del alcance de los niños. Entre las recomendaciones están:

Use mascarilla

Usar una mascarilla facial bien ajustada ayuda a reducir el riesgo de propagación del COVID-19. Usted está más protegido contra el virus cuando usted y las personas a su alrededor llevan una mascarilla. Siga estas recomendaciones de los CDC.

  • Todas las personas mayores de 2 años deben usar mascarilla cuando estén cerca de alguien que no viva en su hogar.
  • Las personas que se hayan vacunado completamente contra el COVID-19 deben seguir usando mascarilla.
  • Los niños deben usar mascarilla tanto en interiores como en exteriores, excepto cuando coman o duerman la siesta.
  • Los niños menores de 2 años, o cualquier persona que no pueda quitarse la mascarilla solo, no deben usarla.
  • Las familias de niños con necesidades especiales de atención de la salud pueden preguntarle al proveedor de atención médica de su hijo cuál es el mejor tipo de cobertura facial.

Es posible que algunos niños necesiten ayuda para usar una mascarilla. El personal puede enfocar el uso de la mascarilla como una nueva rutina y una habilidad emergente. Los relatos sociales pueden ser útiles. Usted puede hacer los suyos con fotos de los adultos y niños en su programa o utilizar este relato Usar mascarillas (en inglés) del Centro Nacional para Innovaciones de Modelos de la Pirámide.

Manténgase distante físicamente y conectado socialmente

Limitar el contacto cercano cara a cara con los demás es la mejor manera de reducir la propagación del COVID-19. El distanciamiento físico significa mantener un espacio seguro entre usted y otras personas que no forman parte de su hogar en espacios interiores y exteriores.

  • Mantengan pequeños grupos de personal y niños juntos durante todo el día. Evite mezclar diferentes grupos, ya que es más seguro mantener una cohorte regular.
  • Proporcione guías físicas, como cinta adhesiva en pisos o aceras y letreros en las paredes, para garantizar el espacio entre el personal y los niños.
  • Instale barreras físicas, como protectores contra estornudos y tabiques, especialmente en lugares donde resulta difícil mantenerse distanciado físicamente. Por ejemplo, en las áreas de recepción, recibidores y espacios para comer. Los proveedores de cuidado infantil familiar pueden usar barreras físicas y guías donde sea difícil permanecer distanciados físicamente.
  • Limpie y desinfecte todos los días las barreras y las superficies que se toquen con mucha frecuencia.

Nota: No es seguro distanciarse físicamente de los bebés y niños pequeños. Para tener una protección adicional, el personal puede usar la mascarilla y además, un protector facial o gafas.

Mantener la distancia física entre los amigos y seres queridos puede hacer que aumente el estrés. Visite la página de Salud mental y bienestar para obtener recursos que apoyen la salud social, emocional y mental de los niños, las familias y el personal durante la pandemia por el COVID-19.

Fomente la circulación de aire fresco

Llevar aire fresco a su centro u hogar ayuda a evitar que las partículas del virus permanezcan en interiores. Tenga precaución cuando ventile los locales en áreas que estén muy contaminadas. Visite los CDC para obtener más información sobre la calidad del aire en su área (en inglés). Considere cómo puede traer tanto aire fresco a su espacio como sea posible de forma segura. Por ejemplo:

  • Abra tantas puertas y ventanas como pueda. Si bien es mejor abrirlas de par en par, incluso tener una ventana ligeramente abierta puede ayudar. Instale protectores de ventanas para garantizar la seguridad.
  • Si no es seguro abrir las puertas o las ventanas, adopte otros enfoques para reducir la cantidad de partículas de virus en el aire, como usar extractores y un sistema de filtración de aire.
  • Encienda su equipo de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, sigla en inglés) para que incorpore al máximo el flujo de aire exterior dos horas antes y dos horas después de que lleguen las personas a su centro u hogar.

También debe tener en cuenta la ventilación en los vehículos de transporte, como autobuses y vans. Cuando sea seguro, abra las ventanillas para que haya un mayor flujo de aire desde el exterior.

Pasar más tiempo al aire libre es una de las estrategias más importantes para reducir la transmisión del virus entre los niños pequeños. Para obtener más información sobre cómo fomentar las oportunidades de aprendizaje al aire libre, consulte:

Limpie y desinfecte

Para combatir la propagación del COVID-19, prepare un horario para limpiar más a menudo las superficies que se tocan con mucha frecuencia. El Apéndice K (en inglés) del CFOC incluye un ejemplo de un horario de limpieza, higienización y desinfección.

Asegúrese de que los productos de limpieza y los desinfectantes se usen y se guarden de manera correcta y segura, y no olvide mantenerlos alejados del alcance de los niños. Recuerde:

  • Si las superficies están sucias, límpielas con un detergente o con agua y jabón antes de desinfectarlas.
  • Utilice los productos de la Lista N: Desinfectantes para el COVID-19 (en inglés) y siga las instrucciones sobre el tiempo que un producto debe estar en contacto con una superficie para que haga efecto.
  • No utilice productos de limpieza o desinfectantes cuando haya niños cerca. Para evitar que los niños y adultos inhalen vapores tóxicos, asegúrese de que haya una ventilación adecuada cuando use estos productos.
  • Algunos productos de limpieza y desinfección pueden desencadenar un ataque de asma. Obtenga más información sobre cómo reducir las probabilidades de un ataque de asma cuando haga labores de desinfección.

Esté atento a los síntomas todos los días y quédese en casa si está enfermo

La mejor manera de reducir el riesgo de infección es evitar que el COVID-19 entre en su programa. Hágales pruebas de salud diagnóstica diarias (en inglés) a todas las personas que ingresen al centro, incluidos niños, personal, familiares y otros visitantes. Excluya a cualquier persona que tenga síntomas, que haya notificado una exposición al COVID-19 o que haya recibido un diagnóstico de COVID-19. Los síntomas pueden aparecer de dos a 14 días después de exponerse al virus y pueden ser leves, moderados o intensos. Para obtener más información, consulte:

Es importante comunicarse con las familias para que estén pendientes todos los días por si aparecen signos de enfermedad. Los niños que tienen síntomas de COVID-19 no deben asistir a su programa. El tiempo que el niño debe permanecer en casa depende de si tiene COVID-19 u otra enfermedad.

Vacunarse

Vacunarse contra el COVID-19 protege a las personas al permitirles adquirir inmunidad ante el virus. Hay vacunas muy eficaces y seguras disponibles para todas las personas mayores de 5 años en Estados Unidos.

Utilice estos recursos para obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19. Encuentre respuestas a preguntas frecuentes, estrategias para promover y comunicarse sobre la vacuna y detalles sobre cómo vacunarse: