¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Capacitación sobre la comunicación para el personal de transporte de Head Start

Los programas de Head Start que proveen servicios de transporte deben considerar la capacitación del personal de transporte en habilidades de comunicación para aumentar su eficiencia. Los directores del programa y los supervisores de transporte pueden usar este recurso para identificar problemas de capacitación que afectan la calidad de los servicios de transporte.

Nota: Este recurso se encuentra en revisión.

Este es un extracto de Transportation Pathfinder [Explorador del transporte]

Explicación y antecedentes

Cualquier agencia que proporciona o contrata servicios de transporte para las familias de niños que asisten a los programas financiados según la Ley de Head Start debe atenerse a las normas prescritas que afectan la calidad de los servicios de transporte (45 CFR 1310.2(a)). Tanto el personal como los padres deben estar informados acerca de estas regulaciones del programa Head Start. Estas regulaciones son importantes, ya que protegen la vida de los niños y mejoran la calidad de los servicios de transporte.

El sistema de comunicación en un programa de Head Start tiene un impacto en la calidad de los servicios de transporte. Diariamente, los miembros del personal de transporte están involucrados con los maestros, padres e hijos, así como entre ellos (45 CFR 1310.17(b)). Estas personas están encargadas de entregar o recibir información escrita u oral que puede ser confidencial. También son vistos como adultos a quienes el niño puede revelar su propio miedo o dolor. El apoyo al desarrollo de las habilidades de comunicación asegura a los niños, el personal y los padres que el programa Head Start es atento y responsable en sus acciones.

Los programas de Head Start pueden fortalecer sus propios objetivos del programa y mejorar la calidad de sus servicios mediante la capacitación del personal para que este tenga buenas habilidades de comunicación. Se recomienda a los programas locales programar la capacitación antes del inicio del año del programa, antes de que los conductores de autobús comiencen sus rutas (45 CFR 1310.17(a)) y siempre que los monitores de autobús estén asignados a un vehículo (45 CFR 1310.17(f)(2)). De esta manera, las habilidades de comunicación se pueden incluir con la capacitación sobre los procedimientos de seguridad del autobús. Aprender buenas habilidades de comunicación permite a los miembros del personal desarrollar fortalezas positivas y tener un mejor desempeño en el trabajo.

La capacitación sobre las habilidades de comunicación debe abordar la naturaleza diversa de las familias y sus necesidades. Como se describe en un Programa de Educación Individualizada (IEP, sigla en inglés) o en un Plan de Servicios Familiares Individualizados (IFSP, sigla en inglés), un niño con necesidades especiales debe recibir servicios de transporte adaptados a sus necesidades (45 CFR 1310.22). La seguridad de estos niños y su participación en una ruta de autobús debería ser una experiencia positiva. Esta experiencia positiva también se aplica a los padres que pueden hablar otro idioma además del inglés o que tienen necesidades específicas.

Las habilidades de comunicación se pueden usar en el aula donde los niños practican a seguir los procedimientos de seguridad (45 CFR 1310.21(e)). Su simulación de viajar en un autobús ayuda al niño a aprender la importancia del buen comportamiento como una clave para la seguridad. Para los niños, establecer un tono de voz positivo y calmado, instrucciones coherentes y cuidado reforzará la cooperación y el seguimiento de instrucciones cuando el conductor o monitor del autobús se las den.

Práctica estándar

Es engañoso concluir que las habilidades de comunicación solo se utilizan en conversaciones entre adultos mediante el equipo de comunicación requerido en un vehículo que transporta a los niños (45 CFR 1310.10 (d)(1)). En realidad, lo que a menudo se pasa por alto es que esta comunicación se lleva a cabo dentro del alcance auditivo de los niños. Como resultado de ello, la comunicación oral requiere consideraciones tonales y emocionales apropiadas, particularmente el autocontrol, en el informe de los incidentes, señales de maltrato o descuido de los niños, las quejas de los padres y durante las emergencias.

La comunicación de un niño con el conductor del autobús o el monitor del autobús tiene una gran influencia en el inicio y fin de cada día del programa (45 CFR 1310.21(b)). Es importante que el niño sea atendido de manera reconfortante y no aumente su nivel de ansiedad. En esta interacción diaria, hay una confortación continua de que las necesidades del niño están siendo reconocidas por los adultos.

El ambiente de aprendizaje único que brinda estar en un autobús contribuye a las experiencias educativas y de socialización de un niño. La planificación puede evitar conflictos, por ejemplo, al usar asientos asignados en el autobús. Bajo el cuidado del conductor del autobús y el monitor del autobús, los niños pueden practicar la seguridad del autobús y los patrones de comportamiento durante una ruta de autobús fija (45 CFR 1310.20(a)). Se deben hacer todos los esfuerzos posibles para brindar a los niños una experiencia positiva durante esta parte rutinaria de su día.

Como la comunidad de Head Start es diversa, el personal debe evitar los estereotipos de cualquier grupo étnico, racial o cultural. El monitor del autobús debe extender cortesía y respeto a todas las familias cuando los niños suben y bajan del autobús. Las diferencias culturales deben ser parte de todas las sesiones de capacitación para que el personal comprenda el comportamiento apropiado en situaciones, tales como la cercanía física, el lenguaje corporal, los gestos o el contacto visual (45 CFR 1310.17(b)).

Los programas Head Start deben proporcionar capacitación anualmente que permita al personal revisar los procedimientos establecidos (45 CFR 1310.17(D)). En este momento, los conductores de autobuses y los monitores de autobús pueden revisar las habilidades de comunicación para mejorar la forma en que hablan con los niños y con un padre/madre/tutor o incluso para evaluar cómo una situación estresante anterior podría haberse manejado de manera diferente. La proximidad de trabajar en lugares cerrados con en un autobús debe alentar el respeto, el trabajo en equipo y las formas en que el personal puede comportarse con madurez y con la mayor preocupación por los niños.

El conductor del autobús y el monitor del autobús tienen una oportunidad del contacto cara a cara diaria con los padres/tutores. Su capacidad y habilidad para comunicarse le permite a la familia del niño tener una mejor comprensión del programa. A veces, el conductor del autobús o el monitor del autobús pueden transmitir inquietudes del maestro sobre la salud o el comportamiento del niño. Del mismo modo, los padres/tutores pueden tener preguntas específicas o información para ser transmitida al maestro. Las habilidades de comunicación del conductor del autobús y el monitor del autobús son esenciales para un programa saludable.

Se requiere que los programas de Head Start brinden servicios individualizados y apropiados para el desarrollo dentro y fuera del salón de clases. El personal de transporte debe reconocer la breve capacidad de atención de los niños y ser capaces de utilizar un lenguaje simple y claro con ellos. La individualización puede requerir comunicación verbal y no verbal para mejorar la comprensión. Por ejemplo, un letrero de "aprobación" puede ser una señal no verbal para los niños a quienes se les dice verbalmente que "se suban al autobús". Mantener las reglas de seguridad simples puede reforzar los procedimientos de seguridad y el objetivo de la seguridad infantil.

Perspectiva local

Cada programa de Head Start es única ya que difiere en tamaño, características demográficas y quizás prácticas culturales de su vecino más cercano. La agencia puede estar en un entorno rural o urbano y proporcionar servicios de transporte o subcontratar el servicio. Estas son las diferencias que dan forma a cada perspectiva local. Como tal, la toma de decisiones locales establecerá la mejor práctica sobre cómo cumplir con las regulaciones requeridas. Es esta singularidad la que permite que un programa local pueda evaluar las necesidades y encontrar formas de superar los desafíos para que el concesionario pueda cumplir con los requisitos para la operación de un programa de Head Start.

Cada programa de Head Start debe integrar esta perspectiva local en sus propias habilidades de comunicación para aumentar la eficiencia de un conductor o de un monitor del autobús. Llevar un registro de la capacitación de cada miembro del personal de transporte ayudará a verificar la fecha, el tema y la duración de cada sesión de capacitación. El programa local puede estructurar la capacitación en temas específicos como material de contenido.

Estos temas pueden tratar sobre cómo manejar las situaciones que enfrentan el conductor del autobús y el monitor del autobús; por ejemplo: maltrato infantil, cambios en el horario del autobús, o incluso cómo manejar los procedimientos de recoger y entregar a los niños que tienen diferentes situaciones y que involucran a personas difíciles o no autorizadas. Por último, la capacitación debe reconocer la confidencialidad de los niños y las familias y respetar sus necesidades.

La capacitación también debe enfocarse en lo que constituye una comunicación apropiada entre el conductor del autobús y el monitor del autobús. La comunicación adecuada debe eliminar los chismes o comentarios negativos en presencia de los niños. Las discusiones sobre la capacitación pueden ser útiles para identificar situaciones negativas y respaldar las formas apropiadas de comunicación positiva en un autobús.

El conductor del autobús y monitor del autobús deben utilizar sus habilidades de comunicación para garantizar la seguridad de los niños que están siendo transportados (45 CFR 1310.20(b)(7)). La capacitación puede ayudar al personal de transporte a practicar de antemano a tratar los eventos planificados y no planificados, incluidas las condiciones peligrosas que desafían sus habilidades de comunicación. Este esfuerzo de capacitación comprensivo puede ayudar al personal a mantener una actitud positiva y el autocontrol mientras se superan estos desafíos.

Tema:Transporte

Palabras clave:Capacitación sobre el transporte

Resource Type: Artículo

Audience: Directores y gerentes

Last Updated: July 16, 2018