Transporte

Planes de emergencia recomendados para las flotas de autobuses escolares

Los programas locales de cuidado infantil que ofrecen servicios de transporte necesitan un plan que defina claramente los roles de todo el personal cuando ocurre un accidente u otra emergencia. Los directores de programas y el personal de transporte pueden utilizar las recomendaciones que figuran en esta hoja de consejos cuando determinen los procedimientos de emergencia, en concreto, la evacuación de vehículos.

Sucesos como motines, huelgas, tornados, terremotos y tormentas de nieve pueden ser una grave amenaza para los alumnos que son transportados en autobuses escolares. En algunos casos, todo el alumnado debe ser transportado a otro lugar. Puede haber peligros no solo durante la evacuación de la zona escolar, sino también a lo largo de las rutas hacia las casas o refugios temporales del alumnado.

Basado en un estudio de los problemas que se relacionan con el transporte regular y seguro de los escolares, el Comité Ejecutivo de la Sección de transporte escolar del Consejo Nacional de Seguridad recomienda lo siguiente:

  1. Que todos los administradores de flotas de autobuses escolares establezcan procedimientos en sus respectivas flotas para el manejo de emergencias como choques, motines, huelgas, sabotaje, fenómenos naturales y la contaminación clínica de una escuela o la necesidad de evacuar una escuela por cualquier razón.
  2. Que se garantice la cooperación de las agencias locales (policía, bomberos, defensa civil, etc.) y se coordinen los esfuerzos en beneficio de la seguridad de los escolares.
  3. Que las emergencias se cataloguen por tipo y que se identifiquen los lugares donde cada una de estas emergencias podría ocurrir.
  4. Que se haga una cuidadosa evaluación de las probabilidades de que ocurran emergencias diversas y se establezcan estructuras jerárquicas con las agencias de cooperación que proporcionarán asistencia en cada caso.
  5. Que se evalúen varios métodos de comunicación, como la radio, teléfonos celulares, etc., como alternativas al teléfono en el caso de que se dañen las líneas telefónicas durante una emergencia.
  6. Que se hagan estimaciones razonablemente acertadas de los recursos disponibles de personal y equipo, así como el tiempo necesario para organizarlos en un lugar determinado.
  7. Que se establezca un plan para asistir a los estudiantes con problemas físicos y mentales en situaciones de emergencia.
  8. Que todas las personas involucradas en la respuesta de emergencia, como los empleados de la escuela y del departamento del transporte, los padres y estudiantes estén informados de todos los procedimientos operativos.
  9. Que se revisen y se practiquen periódicamente todas las situaciones de emergencia.

La Asociación Nacional de Directores Estatales de Servicios de Transporte Escolar ha preparado un manual de Procedimientos de rescate y emergencia. Este manual se creó para ser utilizado como guía por los distritos escolares o los estados en la preparación de un plan de emergencia. Puede obtenerse una copia de esta guía de la Asociación Estatal del Director.

Aunque la información y las recomendaciones recogidas en esta publicación han sido recopiladas de fuentes aparentemente confiables, puede ser que sean necesarias otras medidas de seguridad adicionales bajo determinadas circunstancias.

Revisado, Sección de transporte escolar, marzo de 1998

Last Updated: June 12, 2018