Transporte

¿Por qué subcontratar para cubrir sus necesidades de transporte escolar?

Subcontratar es una estrategia exitosa para resolver una variedad de problemas de transporte. Este artículo ofrece ideas que los gerentes de los programas y coordinadores de transporte pueden utilizar para evaluar el costo del transporte. Por ejemplo, el artículo sugiere que asociarse con una compañía de autobuses escolares privada cuya experiencia es el transporte de estudiantes permite que el personal del programa se concentre en su función primaria de educar a los niños.

Conversión y subcontratación

La subcontratación ha demostrado su eficacia en casi todos los casos en las escuelas se han asociado con empresas privadas para proporcionar el transporte. Mientras que mantener el control sobre el transporte a través de estipulaciones del contrato, los administradores de la escuela que convierten el servicio de transporte a subcontratistas pueden redirigir las energías y los recursos a su función básica, la educación.

Las razones los las que los distritos consideran el transporte subcontratado varían, pero muchas veces caen en una de las siguientes categorías:

  • La flota del distrito es vieja y no se dispone de financiación para actualizarla
  • Nuevos reglamentos sobre los equipos e innovaciones ambientales o de seguridad hacen que los nuevos autobuses sean deseables, pero el calendario para los reemplazos del distrito no permite una rotación rápida de la flota
  • Los aumentos de los gastos de transporte han sobrepasado al financiamiento
  • Las economías de escala no siempre están disponibles y los costos son superiores a los de distritos similares
  • Las ineficiencias del sistema han resultado en recursos demasiado extendidos y en dificultades de programación
  • Los cambios federales, estatales o administrativos y las responsabilidades adicionales (redistribución de distritos, adición de escuelas magnet inter-distritales, prerrogativas de opción de los padres) desafían al sistema
  • Los dolores de cabeza administrativos (tratar con los padres, absentismo del empleado, pruebas de drogas y alcohol, papeleo obligatorio) requieren una proporción excesiva de tiempo y atención de los administradores

La subcontratación puede resolver todos estos problemas. Los contratistas privados cuyo negocio principal es el transporte de estudiantes tienen un solo enfoque: proporcionar servicio de autobús escolar de la manera más eficiente y rentable posible manteniendo los más altos niveles de seguridad y servicio confiable. Así como los distritos escolares son expertos en proveer educación, las empresas privadas de autobuses escolares son expertos en proporcionar transporte.

A través de la subcontratación, un distrito escolar puede actualizar o reemplazar totalmente una flota vieja con autobuses nuevos equipados según elija el distrito (dentro de los límites de la ley estatal) sin hacer una inversión de capital. Puede controlar los costos de transporte y predecir con exactitud tales costos a través de la vida del contrato. Puede proteger los salarios y beneficios de los empleados actuales a través de las especificaciones del contrato o reducir los costos inflados de los empleados al permitir que el contratista utilice los estándares del mercado.

Los contratistas tienen experiencia en planificación, rutas y programación, lo que a menudo resulta en un servicio más eficiente y en una reducción de los costos. En muchos casos, pueden aprovecharse de las economías de escala, servicios coordinados, instalaciones compartidas y personal dedicado a mejorar la eficiencia y los resultados financieros.

Comparaciones de costos

Cuando un distrito compara sus actuales costos con los del transporte contratado, es importante reconocer todos los gastos. Además de los obvios costos directos de los salarios y beneficios del conductor y los mecánicos, vehículos y piezas, mantenimiento, combustible, seguro, garaje y estacionamiento, hay costos ocultos o indirectos que también deben ser considerados. Muchas veces, los gastos que están relacionados con el transporte están incluidos en el presupuesto de otro departamento o en la administración general o son simplemente pasados por alto. Estos podrían incluir impuestos sobre la nómina, servicios administrativos y de apoyo, servicios públicos, honorarios legales, prueba y reparación del tanque de combustible, las primas de compensación a los trabajadores y las pérdidas, depreciación, suministros de oficina o eliminación de materiales peligrosos. Además, la subcontratación libera capital para la inversión en otras áreas y puede proporcionar ingresos por arrendamiento de terrenos o edificios para el estacionamiento de autobuses, mantenimiento y oficinas del terminal.

Cómo evitar los obstáculos

Un cambio tan significativo como la subcontratación del transporte no siempre sucede fácilmente. Este requiere preparación, diplomacia y sensibilidad para aquellos que se verán afectados por el cambio, los conductores y demás personal, padres, miembros de la junta de educación y los contribuyentes. Los contratistas del transporte de estudiantes son conscientes de las preocupaciones de las partes interesadas y saben que un entendimiento completo del proceso es imprescindible.

Las juntas de educación están más preocupadas con mantener el control sobre el transporte. Esto se logra fácilmente a través de las especificaciones del contrato, incluyendo requisitos detallados para el equipo, personal y servicio y la aplicación de las disposiciones. Además, un distrito que está insatisfecho con un contratista puede cambiar los proveedores de los servicios. Este aspecto de la competición anima que haya altos niveles de servicio y eficiencia entre los contratistas.

La resistencia de conductor es probablemente la barrera más difícil de superar. Los conductores se preocupan erróneamente de que subcontratar significa que sus empleos están en riesgo. De hecho, los contratistas ven a los conductores del distrito como su activo más valioso. Experiencia y buena voluntad de los conductores en la comunidad son inestimables para el contratista, quien espera aprovechar de esos activos. Un distrito puede asegurarse de que los conductores mantengan los niveles actuales de salarios y beneficios redactando dichas especificaciones en el contrato. Además, los conductores a menudo se benefician de la oportunidad de obtener trabajo extra para conducir chárters u otro transporte coordinado para el contratista y, en algunos estados, la posibilidad de cobrar la compensación por desempleo durante los períodos de vacaciones escolares. En muchos casos, los conductores también se benefician de formas más sutiles, a través de una capacitación más profesional y una influencia más directa en las operaciones.

Una vez que las partes entienden completamente las ventajas de subcontratar, raramente cambian de rumbo. Es muy inusual para un distrito que tiene contratado el transporte tomar esa función nuevamente.

Conclusión

Subcontratar es una estrategia exitosa para resolver una variedad de problemas de transporte. Asociarse con una compañía de autobús escolar privada cuya experiencia es el transporte de estudiantes permite que la administración de la escuela se concentre en su función principal, educar a los estudiantes y al mismo tiempo ofrecer servicio seguro, eficiente y rentable.

© 2005 National School Transportation Association

Tema:Transporte

Palabras clave:Servicios de transporte

Resource Type: Artículo

Audience: Directores y gerentes

Last Updated: March 12, 2018