¿Ha sido útil esta página?
¿Ha sido útil esta página?
Esta página me pareció útil, ya que (elija todo lo que corresponda):
No me pareció útil esta página, ya que (elija todo lo que corresponda):

Transporte en autobús escolar para los niños con necesidades especiales de salud

Los programas locales de cuidado infantil y los sistemas escolares que ofrecen servicios de transporte son responsables de garantizar que los niños con necesidades especiales sean transportados con seguridad en todas las formas de transporte aprobadas por el gobierno federal. Los directores de programas y el personal de transporte pueden consultar este artículo de recomendaciones cuando creen planes para brindar apoyo de la manera más actual y apropiada a los niños con necesidades especiales de transporte.

Los sistemas escolares son responsables de garantizar que los niños con necesidades especiales sean transportados con seguridad en todas las formas de transporte aprobadas por el gobierno federal que proporcione el sistema escolar, y debe desarrollarse un plan para brindar apoyo de la manera más actual y apropiada a los niños con necesidades especiales de transporte. Esta declaración proporciona las pautas actuales para la protección de los pasajeros que son niños con necesidades médicas específicas, incluidos quienes tengan una traqueotomía, quienes necesiten asientos de seguridad para vehículos o quienes sean transportados en sillas de ruedas. Deben seguirse las pautas que se aplican al transporte escolar general, incluida la capacitación del personal, disposición de enfermeras o ayudantes si es necesario, un plan de evacuación de emergencia por escrito y un programa de control integral de infecciones.

Las investigaciones proporcionan la base para las recomendaciones relativas a la sujeción del ocupante para casos de niños en sillas de ruedas y niños con otras necesidades especiales que sean transportados en un autobús escolar. Los pediatras pueden ayudar a sus pacientes estando al corriente de las pautas para los sistemas de retención en casos de niños con necesidades especiales y manteniéndose informados de cualquier recurso nuevo. Los pediatras también pueden desempeñar un papel importante a nivel estatal y local en la elaboración de especificaciones para autobuses escolares.

Introducción

Muchos niños en edad preescolar y en edad escolar con necesidades especiales se transportan en autobuses escolares. La Ley de Educación para Personas con Discapacidades de 1997 (Ley pública 105-17) ha estipulado requisitos para que los niños en edad preescolar de 3 a 5 años tengan acceso a servicios afines (es decir, audiología y terapia ocupacional). También estipula que los bebés y niños pequeños (de cero a 3 años) tengan acceso a estos mismos servicios; sin embargo, no especifica cómo estos niños van a ser transportados hacia estos servicios si van a ofrecerse fuera del entorno del hogar o del entorno escolar natural del niño. Aunque el proveedor podría variar de un estado a otro, muchas veces es la responsabilidad de los sistemas escolares proporcionar estos servicios a los bebés y niños pequeños.

Las normas y reglamentos federales de seguridad para vehículos motorizados (FMVSS) 222 (Asientos para pasajeros y protección contra choques del autobús escolar) estipularon requisitos de seguridad para los interiores de autobuses escolares, pero se aplican solo a los niños sin discapacidades. Sin embargo, una enmienda de 1994 a las FMVSS 222 se aplicó a la seguridad de las sillas de ruedas y sus ocupantes en los autobuses escolares. 1 Las normas nacionales recomendadas para los autobuses escolares de educación especial se revisaron en mayo de 1995 durante el Duodécimo Congreso Nacional de normas sobre el transporte escolar.2

Las sillas de ruedas son el principal modo de transporte en el autobús escolar para muchos niños con necesidades especiales. La mayoría de las sillas de ruedas no están creadas para ser dispositivos de tránsito certificados y actualmente no están sujetas a los requisitos de pruebas de choque. Una silla de ruedas de tránsito certificada es aquella que cumple los requisitos de diseño y desempeño voluntarios para ser utilizada como un asiento por parte de su ocupante en un vehículo motorizado. Los terapeutas de rehabilitación pueden ayudar a identificar productos que están certificados por el fabricante para cumplir con esta norma. Siempre que sea posible, se debe usar una silla de ruedas de tránsito certificada para el transporte en autobuses escolares.3 Las investigaciones han proporcionado la base para las recomendaciones relativas a la sujeción del ocupante para casos de niños que deben viajar en una silla de ruedas o niños con otras necesidades especiales que se transportan en un autobús escolar.1,4-6

Recomendaciones

  1. Cualquier niño que pueda ayudar con la transferencia o que pueda ser trasladado sin mayor dificultad desde una silla de ruedas, cochecito o asiento especial a un sistema de cinturón de seguridad o sistema de retención infantil que cumpla con las FMVSS 213 (sistemas de retención infantil) debe ser transferido para el transporte. El asiento del vehículo debe estar orientado hacia adelante, estar provisto de retenciones probadas de forma dinámica y haber sido proporcionado para el vehículo en el lugar de fabricación. La silla de ruedas desocupada también debe estar asegurada adecuadamente en el vehículo para evitar que se convierta en un proyectil peligroso en caso de que el vehículo frene de repente o haya un accidente.7
  2. Los asientos de pasajeros que tienen un sistema de cinturón de seguridad o sistema de retención infantil conectado deben tener un cuadro reforzado y cumplir con los requisitos de las FMVSS 208 (Protección del ocupante contra choques), las FMVSS 209 (Conjuntos de cinturones de seguridad) y las FMVSS 210 (Anclaje de los cinturones de seguridad). Se debe consultar al fabricante del autobús escolar con respecto a los requisitos señalados al encargar o renovar un autobús escolar en uso.8
  3. Todos los niños que pesen menos de 50 lb deben estar asegurados con un sistema de retención infantil o un arnés protector apropiado que cumpla con los requisitos de las FMVSS 213.8
  4. Los asientos de seguridad o el arnés protector infantiles deben fijarse al asiento del autobús de la manera indicada y aprobada por el fabricante del dispositivo de seguridad. El asiento de seguridad infantil no debe fijarse en un asiento del autobús escolar próximo a una salida de emergencia.
  5. Los asientos de seguridad infantil utilizados para el transporte de niños que pesen menos de 20 lb o menores de 1 año deben fijarse al asiento del autobús escolar en una posición orientada hacia atrás. Para un niño que pesa 20 libras antes de cumplir 1 año, debe considerarse un sistema de retención infantil que esté aprobado para una posición orientada hacia atrás para niños que pesen más.
  6. Las sillas de ruedas ocupadas deben fijarse en una posición orientada hacia adelante.
  7. Las unidades de tres ruedas, tipo carrito y otros dispositivos tipo cochecito o silla de ruedas no se deben permitir para transporte con un ocupante en un autobús escolar, a menos que los resultados de las pruebas de impacto demuestren que el dispositivo puede estar seguro bajo condiciones de carga por impacto. Cualquier unidad tipo cochecito o silla de ruedas diseñado y aprobado por un fabricante para el transporte debe utilizarse según las instrucciones del fabricante.
  8. Las sillas de ruedas deben fijarse con dispositivos de sujeción que estén conectados al suelo del vehículo. Cualquier silla de ruedas ocupada debe fijarse con los dispositivos de sujeción de 4 puntos. Estos sistemas de amarre deben analizarse de forma dinámica con un maniquí del tamaño del 50 percentil de un hombre adulto o con un maniquí del tamaño adecuado para el tipo de silla de ruedas usada. Estos deben haber demostrado una capacidad para retener la silla de ruedas durante un impacto frontal con condiciones de fuerza de 30 mph y 20g. El sistema de sujeción de silla de ruedas no debe aplicar retención al ocupante y debe conectarse a la estructura de la silla de ruedas y no a las ruedas. El ocupante debe ser retenido a la silla de ruedas con otro dispositivo.
  9. Los tableros y las bandejas plásticas o de metal fijadas a la silla de ruedas o a un equipo de adaptación deben ser retiradas antes de subir la silla al vehículo y deben fijarse por separado para el transporte.
  10. Debe ponerse a disposición de cada ocupante que esté sentado en una silla de ruedas un sistema de retención del ocupante que haya sido probado en condiciones de fuerza de 30 mph y 20g para sujeción de la parte superior del torso (es decir, arnés para los hombros) y sujeción de la parte inferior del torso (es decir, el cinturón para la pelvis).
  11. Cualquier oxígeno líquido transportado en un autobús escolar debe montarse firmemente y sujetarse para evitar daños y exposición al calor intenso. En el autobús escolar debe colocarse el letrero correspondiente indicando que el oxígeno está en uso.

Consideraciones adicionales para el transporte de pasajeros

Las siguientes consideraciones se deben incorporar al plan del sistema escolar para los requisitos de transporte de los niños con necesidades especiales:

  1. De conformidad con las leyes y reglamentos del estado, una enfermera o una ayudante con la formación médica adecuada puede proporcionar la asistencia y el apoyo necesarios a bordo del autobús a la mayoría de los niños con traqueotomías que necesiten cuidado de aspiración o de emergencia durante el transporte en el autobús escolar. Los sistemas escolares deben considerar tener enfermeras o ayudantes disponibles cuando sea médicamente necesario para ayudar a reducir el riesgo de problemas respiratorios y otros problemas que ocurran mientras los niños están en el autobús escolar. Esta asistencia debe incluirse cuando corresponda en el Plan de Educación Individual (IEP) del niño o en el Plan de Servicios Individuales de la Familia (IFSP).
  2. El personal de transporte escolar debe participar en el desarrollo de la parte relacionada con el transporte del IEP o IFSP para niños que podrían tener requisitos especiales de transporte y procedimientos médicos.
  3. El personal de transporte de los autobuses escolares debe tener acceso anual a programas de capacitación y recursos materiales en transporte de niños con necesidades especiales para garantizar que puede brindar apoyo de la manera más actual y apropiada a los niños con necesidades especiales de transporte. El personal de transporte que trabaja con niños con necesidades especiales puede llevar a cabo sus responsabilidades diarias cuando recibe capacitación documentada por parte de un equipo de profesionales, incluidos terapeutas, enfermeras y técnicos de seguridad infantil certificados que garantice la retención constante y adecuada de los niños con necesidades especiales en los autobuses escolares.9,10
  4. Se debe notificar al cuidador (familiar, tutor, padre de crianza) de un niño con necesidades especiales sobre la importancia de incorporar especificaciones de transporte adecuadas y seguras en su IEP o IFSP.
  5. El cuidador de un niño con necesidades especiales y el conductor designado para la ruta de autobús del niño deben compartir información relacionada con las necesidades específicas del niño transportado antes y durante el año escolar. Siempre debe haber una tarjeta de información médica de emergencia en el autobús por cada alumno transportado. El personal de transporte debe cumplir con las políticas del distrito escolar relacionadas con la confidencialidad de la información de los estudiantes.
  6. Los sistemas escolares pueden ayudar a garantizar una protección óptima para los niños con necesidades especiales durante el transporte en autobús escolar, mediante el establecimiento de un plan por escrito que describa los procedimientos para una evacuación de emergencia para cada niño y exigiendo, como mínimo, un simulacro de evacuación por cada año escolar que le permita al personal de transporte practicar cómo evacuar a los niños bajo su cuidado. Se debería invitar al personal de respuesta a emergencias locales a que participe en los simulacros de evacuación.
  7. Los niños con respaldo de la tecnología corren un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas. Todos los cuidadores deben lavarse las manos antes y después de proporcionar atención directa a los estudiantes, incluido cuando van al baño, y cuando atienden una traqueostomía o gastrostomía. Deben tomarse las precauciones estándares (universales) para atender a los niños cuando estén expuestos a la sangre o a fluidos corporales que contengan sangre. Las escuelas deben seguir los requisitos legales de sus estados o de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) con respecto a todas las vacunas, incluyendo la vacuna de la hepatitis B. Los niños y adultos que se encuentran en las categorías recomendadas deben recibir la vacuna anual contra la influenza.11,12 El personal de transporte debe recibir capacitación y suministros que los preparen para llevar a cabo prácticas y procedimientos de precaución universales.10

La Academia Americana de Pediatría alienta a los estados a que aborden y apoyen los requisitos de transporte de niños con necesidades especiales. Los pediatras pueden ayudar a sus pacientes estando al corriente de las pautas generales para la evaluación de los sistemas de retención en casos de niños con necesidades especiales y manteniéndose informados de cualquier recurso nuevo en cuanto esté disponible. Se puede obtener información actualizada periódicamente sobre los sistemas de retención específicos para niños con necesidades especiales a través de la Academia.13 Además, los pediatras pueden desempeñar papeles importantes a nivel local y estatal para ayudar en la evaluación y la elaboración de especificaciones para autobuses escolares que respondan a los requisitos de transporte seguro de niños con necesidades especiales.

Notas al pie

Las recomendaciones formuladas en esta declaración no indican un curso exclusivo de tratamiento ni sirven como un estándar de atención médica. Puede haber variaciones, teniendo en cuenta las circunstancias individuales.

Abreviaturas

Normas federales de seguridad para vehículos motorizados; PEI, Plan de Educación Individual; IFSP, Plan de Servicio Familiar Individual; OSHA, Administración de Salud y Seguridad Ocupacional.

Referencias

  1. Sitio web de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. Disponible en: https://www.nhtsa.gov/ (en inglés)
  2. Normas Nacionales para Autobuses Escolares y Normas Nacionales para la Operación de Autobuses Escolares Warrensburg, MO: Centro de Seguridad Missouri; 1995
  3. Norma voluntaria WC-19. Washington, DC: Instituto Americano de Normas Nacionales/ Sociedad de tecnología de asistencia e ingeniería de rehabilitación de Norteamérica; 1999
  4. Schneider LW. Protección para personas con discapacidad grave: Un nuevo reto en la retención de los ocupantes. Actas del Simposio internacional sobre retención de los ocupantes. Morton Grove, IL: Asociación Americana para la medicina automotriz; 1981:217-231
  5. Schneider LW. Evaluación de la prueba de deslizamiento de los sistemas de retención utilizados en el transporte de los niños discapacitados. Warrendale, PA: Sociedad de ingenieros automotrices; 1979. Documento técnico 790074
  6. Conjuntos de retención para ocupante de silla de ruedas para uso en vehículos motores. Normas Enmienda Australia No.1 a 2942-1994 (05 de julio de 1998)
  7. Vehículos para el transporte de minusválidos. Código de Indiana IAC Nº 1-5.5 (febrero de 1990)
  8. Pautas para el transporte seguro de niños en edad preescolar en autobuses escolares. Washington, DC: Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras; 1999
  9. Stephens LL, Beekman LE, Munk LG, Stefans VA. Estudio del transporte de niños médicamente frágiles: Programa básico para el cuidado de la salud en el transporte en educación especial. Lansing, MI: Departamento de Educación de Michigan; 1989:4
  10. Manual del participante para el programa estandarizado de capacitación para la seguridad del niño pasajero. Washington, DC: Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras; 2001. En prensa
  11. Academia Americana de Pediatría. En: Pickering LK, ed. 2000 del Libro rojo: Informe del Comité sobre enfermedades infecciosas. Edición 25. Elk Grove Village, IL: Academia Americana de Pediatría; 2000:119-131
  12. Academia Americana de Pediatría, Comité sobre enfermedades infecciosas y Comisión de control de infección de medicina ambulatoria y en la práctica en consultorios médicos. Pediatría 2000; 105:1361-1369 [Resumen/Gratis Texto completo] (en inglés)
  13. Academia Americana de Pediatría. Guía de compras para asientos de seguridad para vehículos para niños con necesidades especiales: Guía para los padres. Elk Grove Village, IL: Academia Americana de Pediatría; 1998

Derecho de autor © 2001 de la Academia Americana de Pediatría (en inglés)

Tema:Transporte

Palabras clave:Necesidades especiales

Resource Type: Artículo

Audience: Directores y gerentes

Last Updated: October 10, 2018