¡No deje a ningún niño desatendido! Utilice la supervisión activa para mantener seguros a los niños