La prevención de las lesiones comienza en el hogar