Diez medidas para proteger a los niños de los pesticidas y del envenenamiento causado por el plomo

Para ayudar a proteger a los niños contra los peligros ambientales cerca del hogar, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha emitido un folleto nuevo titulado: "Diez medidas para proteger a los niños de los pesticidas y del envenenamiento causado por el plomo". Los consejos son prácticos, de sentido común que pueden prevenir incidentes de envenenamiento.

 

Los bebés y niños pequeños pueden ser especialmente sensibles a los riesgos de salud al estar expuestos a los pesticidas por las razones siguientes:

  • sus órganos internos están desarrollándose y madurando;
  • en relación con su peso corporal, los bebés y niños pequeños comen y beben más que los adultos, aumentando posiblemente su exposición a los pesticidas en los alimentos y el agua;
  • ciertos comportamientos – como jugar en el suelo o en la hierba o poner objetos en la boca – aumenta la exposición del niño a los pesticidas usados en el hogar y en el jardín.

Los pesticidas pueden hacer daño a un niño pequeño bloqueando la absorción de nutrientes importantes en los alimentos, los cuales son necesarios para su crecimiento sano y normal. Otra manera en que los pesticidas pueden causar daño al niño es si su sistema excretor no está completamente desarrollado, ya que impide que su organismo elimine totalmente los pesticidas. Además, hay "periodos críticos" en el desarrollo humano en que la exposición a toxinas puede alterar permanentemente el funcionamiento del sistema biológico de la persona.

Las siguientes medidas ayudarán a proteger a sus niños de riesgos ambientales en el hogar:

1.  Adulto coloca envase del plaguicida en la parte alta del armario.

Siempre almacene los pesticidas y otros químicos caseros, incluyendo blanqueadores (cloro), fuera del alcance de los niños. Preferiblemente guárdelos en un gabinete con cerradura.

2.   Hombre observa etiqueta del plaguicida.

lea bien las instrucciones en la etiqueta antes de usar un pesticida, producto químico casero o para animales domésticos porque estos pueden ser peligrosos o ineficaces si se usan inadecuadamente.

3. Rótulo: “No se permiten perros. Césped con tratamiento químico”.

Cuando aplique el pesticida asegúrese que sus niños y animales domésticos no estén presentes en el lugar y retire sus juguetes y objetos de uso personal. Asegúrese también que nadie entre en el ambiente donde se haya aplicado el pesticida hasta que éste se haya secado o hasta que se cumpla el tiempo indicado en su etiqueta.

4.   Ponen tapa a botella de blanqueador.

Si interrumpe la aplicación de un pesticida o un químico casero (quizás debido a una llamada telefónica), deje el envase bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Asegúrese que los químicos caseros estén empaquetados de un modo suficientemente resistente a los niños.

5.   Niño alcanza el plaguicida; señal de prohibido sobre su mano.

Nunca mezcle o cambie los pesticidas a envases de otros productos que los niños puedan confundir con los de alimentos o bebidas (como botellas de refrescos) que cotidianamente usen y nunca deje cebos para roedores o insectos en sitios donde los niños puedan alcanzarlos.

6.  Adulto aplica repelente de insectos al brazo del niño.

Lea las instrucciones antes de aplicar un repelente a los niños.Nunca lo aplique sobre llagas, heridas, cortaduras o irritaciones de la piel. Tampoco lo aplique a los ojos, nariz, labios, manos o directamente en la cara. Use sólo lo suficiente para cubrir la piel o la ropa según las instrucciones de la etiqueta. Nunca aplique un repelente debajo de la ropa.

7.  Se desprende capa de pintura del marco de la ventana.

Muchas casas construidas antes de 1978 contienen pintura a base de plomo. Si contempla una renovación de su casa, pida un análisis de la pintura. . No trate de quitar usted mismo la pintura a base de plomo.

8.  Dos mujeres conversan.

Infórmese sobre los riesgos relacionados con el plomo. Recuerde que al comprar o alquilar una casa o apartamento construido antes de 1978, el vendedor o propietario tiene la responsabilidad de comunicarle si existen riesgos relacionados con el plomo.

9.  Médico examina a un niño pequeño.

Si sospecha que sus niños pudieran haber sido expuestos al plomo . en su hogar o en el vecindario, llévelos a que les hagan un análisis para detectar la presencia de esta sustancia. Recuerde que, aunque no hay síntomas visibles que indican la existencia de envenenamiento por plomo, este envenenamiento puede causar problemas que se manifiestan en el comportamiento y la habilidad escolar del niño.

10. Adulto ayuda a un niño a lavarse las manos.

Lávese frecuentemente las manos, así también como los biberones, chupetes (chupones) y juguetes de sus niños y limpie con regularidad los pisos, alféizares y otras superficies.

Para más información acerca de los pesticidas, llame al Centro Nacional de Información sobre los Pesticidas (NPIC): 1-800-858-7378.

Para encargar las publicaciones, llame al National Service Center for Environmental Publications (NSCEP): 1-(800) 490-9198 o por fax: 1-513-489-8695.

Por favor, tenga listo el título del documento cuando haga encargos por NSCEP.

Para más información acerca del plomo, sobre las pruebas a sus niños o a su hogar, llame al Centro Nacional de Información: 1-(800) 424-LEAD, o visite:

http://www.epa.gov/lead/pubs/leadinfoesp.htm

Diez medidas para proteger a los niños de los pesticidas y del envenenamiento causado por el plomo
 

Véase también:
     Lead in Paint, Dust, and Soil

Diez medidas para proteger a los niños de los pesticidas y del envenenamiento causado por el plomo. National Pesticide Information Center/Environmental Protection Agency. 2004-2007. Español.

Last Reviewed: November 2008

Last Updated: September 30, 2014