Head Start: Resumen del curso

Entablar una sólida relación entre las familias y el personal de Head Start es esencial para promover el desarrollo infantil saludable, así como los resultados positivos del aprendizaje. Las relaciones sólidas se basan en la confianza y el confort, lo cual se puede desarrollar demostrando un carácter genuino, sinceridad, preocupación por ellos y por sus metas, brindándoles apoyo mientras trabajan para alcanzar esas metas.

Hay una variedad de técnicas de comunicación que se pueden usar para construir relaciones con las familias. Aunque estas técnicas son especialmente pertinentes para la primera visita a las familias, se pueden aplicar a todas las interacciones con ellas.

Estas técnicas son:

1 Observar y describir la conducta del niño.

  • Use descripciones positivas o neutrales.
  • Sea específico, claro y objetivo.
  • Suscite comportamientos mediante los juguetes u otros objetos.
  • Evite interpretar, juzgar o aconsejar.

2 Escuchar activamente.

  • Resuma lo que la familia dice y repítalo en sus propias palabras. Esto demuestra a la familia que usted está escuchando y que entiende lo que es importante para ellos.
  • Acepte las emociones de los padres, sean positivas o negativas. Esto permite que le consideren a como una persona que los apoya y no los juzga.
  • Evite interrumpir con una serie de preguntas planeadas.
  • Evite interpretar, juzgar o aconsejar.

3 Alentar a que hablen acerca del niño.

  • Invite a los padres a compartir su perspectiva acerca del desarrollo y la conducta de su hijo. Ellos son los verdaderos expertos sobre su hijo.
  • Utilice preguntas o enunciados abiertos para abrir la comunicación.
  • Utilice los aportes y las observaciones de los padres para informar sus decisiones acerca del niño y de la familia.

4 Brindar apoyo a la competencia de los padres.

  • Aliente y respalde las fortalezas de la familia.
  • Atribuya el progreso del niño a los esfuerzos de los padres.
  • Guíe a las familias a reflexionar acerca de la conducta de su hijo para comprenderla mejor.
  • Reconozca y resalte los esfuerzos de los padres, sus ensayos y errores, sus descubrimientos y sus fortalezas.

También hay algunas cosas que conviene evitar en las conversaciones con las familias, ya que pueden cerrar las puertas a la conversación o dañar su relación con las familias.

Evite lo siguiente:

  1. Que los papeles y los reglamentos guíen la conversación. En lugar de eso, permita que sea la conducta del niño quien guíe la conversación.
  2. Comenzar por formular preguntas para la documentación antes de haber construido una relación sólida con la familia. Llenar los papeles puede impedir el desarrollo de una conexión personal y algunas preguntas pueden parecer como una intromisión cuando no existe una relación sólida.
  3. Juzgar a los padres o al niño los pondrá a la defensiva, lo cual puede afectar la imparcialidad de las percepciones de usted.
  4. Dar consejos no solicitados puede parecer pedante o condescendiente a los padres. Espere dar consejos hasta que se haya ganado la confianza de los padres.
  5. Tomar partidos. Alentar un conflicto es contraproducente.
  6. Dar elogios generalizados como "¡Usted es un padre o una madre genial!" puede parecer condescendiente.
  7. Empatizar de modo superficial, como decir "Comprendo" puede provocar una respuesta defensiva.
  8. Sobrecargar a las familias con información y jerga puede entorpecer el desarrollo de una conexión personal con las familias.
  9. Reconfortar a los padres con expresiones generales como "No se preocupe" puede parecer como que le quita importancia a la preocupación de los padres.
  10. Tratar de hacer participar al niño antes de que la familia se sienta cómoda con usted puede provocar una reacción negativa en el niño.

Last Updated: March 28, 2014