Dengue

El dengue es una infección causada por uno de los cuatro virus del dengue. Este se transmite a personas infectadas mediante picaduras de los mosquitos. A nivel mundial, alrededor de 100 millones de personas se enferman anualmente por dengue. El dengue puede ser mortal.

¿Cuáles son los síntomas del dengue?

La mayoría de las personas infectadas no tienen síntomas o estos son leves. Los síntomas más comunes de los que se enferman, son: fiebre alta, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en las articulaciones o los músculos o en los huesos, sarpullidos, vómitos y sangrado inusual (p.ej., sangran de la nariz o las encías o tienen moretones inusuales). Por lo general, los niños más pequeños y los que contraen su primera infección del dengue se enferman más levemente que los niños mayores y los adultos. Los síntomas suelen durar entre 2 y 7 días.

Lo que los programas Head Start o los de cuidado infantil deben saber sobre el dengue

Véase la versión en PDF: Lo que los programas Head Start o los de cuidado infantil deben saber sobre el dengue

Los casos graves del dengue son una emergencia

1 de cada 4 personas que se enferman de dengue no se recupera y desarrollará signos y síntomas de dengue grave, el cual es una emergencia médica que requiere cuidado inmediato y, algunas veces, hospitalización.

¿Cómo se propaga el dengue?

El dengue se transmite principalmente a través de la picadura de mosquitos infectados. Los mosquitos que propagan el dengue también transmiten otras enfermedades. Los mosquitos se infectan cuando pican a una persona ya infectada con el virus. Los mosquitos infectados pueden entonces transmitir el virus a otras personas del mismo modo.

¿Quién está en riesgo?

Cualquier persona que resida o viaje por un área, por lo general tropical, donde se halla el virus del dengue, está en riesgo de contraer la infección.

¿Cómo se diagnostica el dengue?

Es importante que los padres acudan a su proveedor de atención médica si su hijo presenta síntomas (fiebre, dolor de cabeza, sarpullido, dolor en las articulaciones, enrojecimiento de los ojos). Puesto que el dengue se puede confundir con otras enfermedades, el proveedor de atención médica puede ordenar análisis de sangre para detectar el dengue u otras enfermedades similares como el virus del Zika o el Chikunguña.

Implicaciones para los programas Head Start o los de cuidado infantil

  • El dengue no puede transmitirse por la saliva, la tos o el tacto. Como es habitual, los niños deben permanecer en su casa si tienen fiebre.
  • Los programas deben revisar sus planes en caso de emergencia y la disponibilidad del personal para asegurarse de tener cobertura adecuada, si fuese necesario.

Ayude a proteger a los niños contra el dengue

  • No existe ninguna vacuna para prevenir el dengue, ni ninguna medicina para tratarlo.
  • Una vez a la semana, vacíe y restriegue, vuelque, cubra o tire a la basura artículos que contienen agua, como cubetas, jardineras, juguetes, piscinas, piletas para pájaros, macetas, contenedores de basura.
  • Utilice mosquiteros/mallas en las ventanas y puertas para que no entren los mosquitos. Ponga el aire acondicionado si puede.

Proteja al personal contra las picaduras de los mosquitos

  • El personal debe llevar ropa protectora (p.ej., llevar mangas largas y pantalones que cubran la mayor parte de su cuerpo).

Utilice un repelente de insectos aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

  • Siga las instrucciones de la etiqueta. Vuelva a aplicarlo según se indica.
  • Si utiliza un protector solar – aplique este primero y después el repelente de insectos.

Cómo aplicar el repelente de insectos a los niños

  • Rocíe el repelente de insectos sobre la palma de sus manos y entonces aplíquelo a la cara de los niños.
  • No se debe usar el aceite de eucalipto de limón en niños menores de 3 años.
  • No utilice el repelente de insectos para los bebés menores de 2 meses.
  • Se puede proteger a los bebés menores de 2 meses cubriendo el cargador de bebé con una mosquitera.
  • No eche repelente de insectos a las manos, los ojos, la boca o a piel irritada o cortaduras en la piel de su hijo.

Cómo hablar con los niños sobre el dengue

  • Si los niños tienen preguntas, saque tiempo para escucharlos y responder a sus preguntas.
  • Hable con un tono de voz calmado. Utilice palabras tranquilizadoras.
  • Utilice explicaciones sencillas para que los niños las comprendan

¿Dónde me informo más al respecto?

Lo que los padres deben saber sobre el dengue

Véase la versión en PDF: Lo que los padres deben saber sobre el dengue

¿Cómo se propaga el dengue?

El dengue se transmite principalmente a través de la picadura de mosquitos tipo Aedes infectados, los mismos que propagan los virus del Chikunguña y del Zika.

¿Quién está en riesgo?

Cualquier persona que resida o viaje por un área, por lo general tropical, donde se halla el virus del dengue está en riesgo de contraer la infección.

¿Cómo se diagnostica el dengue?

Consulte con su proveedor de atención médica si usted o su niño presentan síntomas (fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones, enrojecimiento de los ojos). Su proveedor de atención médica puede ordenar análisis de sangre para detectar el dengue u otras enfermedades virales similares como el virus de Zika o del Chikunguña.

¿Se debe excluir de Head Start o de un programa de cuidado infantil a algún niño que tenga dengue?

El dengue se transmite por mosquitos y no por tocar a otros. Como es habitual, los niños deben permanecer fuera del centro cuando tengan fiebre o vómitos.

Ayude a proteger a su familia contra el dengue

  • No existe ninguna vacuna para prevenir el dengue, ni ninguna medicina para tratarlo.
  • Una vez a la semana, vacíe y restriegue, vuelque, cubra o tire a la basura artículos que contengan agua, como llantas, cubetas, jardineras, juguetes, piscinas, piletas para pájaros, macetas o contenedores de basura. Busque dentro y fuera de su casa.
  • Utilice mosquiteros/mallas en las ventanas y puertas para que no entren los mosquitos. Use aire acondicionado si puede.

Proteja a su familia contra las picaduras de los mosquitos

  • ¡Cúbranse! Vistan ropa protectora. Pónganse mangas largas y pantalones que cubran la mayor parte de su cuerpo.

Utilice un repelente de insectos aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA)

  • Siga las instrucciones de la etiqueta y vuelva a aplicarlo según se indica.
  • Si utiliza un protector solar – aplíquelo primero y después el repelente de insectos.

Cómo aplicar el repelente de insectos a los niños

  • Rocíe el repelente de insectos sobre la palma de sus manos y entonces aplíquelo a la cara de los niños.
  • No se debe usar el aceite de eucalipto de limón en niños menores de 3 años.
  • No utilice el repelente de insectos para los bebés menores de 2 meses.
  • Los bebés menores de 2 meses pueden protegerse cubriendo el cargador de bebé con una mosquitera.
  • No eche repelente de insectos a las manos, ojos, boca o a piel irritada o cortaduras en la piel de su hijo.

Cómo hablar con los niños sobre el dengue

  • Si los niños tienen preguntas, saque tiempo para escucharlos y responder a sus preguntas.
  • Hable con un tono de voz calmado. Utilice palabras tranquilizadoras.
  • Utilice explicaciones sencillas para que los niños las comprendan

¿Dónde me informo más al respecto?

Dengue. HHS/ACF/OHS. 2016. Español.

Last Reviewed: April 2016

Last Updated: April 7, 2016